Luz que cuenta con el apoyo de adhesivos estructurales

¿Qué posibilidades sugiere la energía fotovoltaica? El sector se enfrenta hoy en día a una situación complicada debido a la situación económica actual y los volátiles programas de incentivos gubernamentales. Probablemente el mayor reto en esta situación para los productores e integradores de módulos sea la reducción de costes combinada con una mejora continua en la calidad del módulo y el sistema, especialmente respecto a la longevidad y el rendimiento.

Un tema adicional es la necesidad de diversificación de la competencia. La tecnología de sellado de estructuras permite hacer frente a estos exigentes requisitos reduciendo el consumo de material y trabajo, aumentando la productividad, ejerciendo menor estrés en los módulos y ofreciendo nuevas opciones de diseño. La tecnología de adhesivo y unión no es tan reciente y desconocida como muchos creen. En realidad existe desde hace varios miles de años y está presente en muchas industrias como tecnología indispensable.

Reducción del uso de adhesivos en la fabricación de autos

Como en la industria del automóvil donde un auto de gama media incluye hoy en día alrededor de 30 kg de adhesivos y resulta ser el mayor factor significativo de reducción de costes e incremento de la seguridad, muchas otras industrias se suman a estas ventajas que ofrece el sellado, como la industria de fachadas, marina, ferroviaria o industria eólica. Con estas ventajas comprobadas y los valores potenciales de la producción e instalación de energía fotovoltaica, esta tecnología debería definitivamente captar la atención de la industria solar y fotovoltaica.

Todas las soluciones existentes deben ser desfiadas a una mejora

Al requerirse la reducción de costes sobre todo el sistema desde el módulo hasta su instalación final, todas las soluciones existentes deben ser desafiadas para su mejora. Una de las cuestiones que se debe plantear desde el principio es la necesidad del enmarcado en aluminio y más tarde la necesidad de sujeción del cristal fotovoltaico a los módulos.

El enmarcado de aluminio consiste en ocho piezas en total y requiere un equipamiento de montaje sofisticado en producción de alto volumen y supone alrededor del 5-7% de los costes de material por módulo. Gracias a la tecnología de unión estructural simplificada y sin marco, los sistemas de montaje se hacen existentes y factibles, lo que les asegura una vida de más de 25 años.

Reducción del 15% del costo total

Con estos sistemas los costos generales podrían reducirse hasta en un 15%. En el sector de películas delgadas fotovoltaicas esta tecnología es lo último. La reducción en el contenido de metal del sistema tiene una ventaja adicional en el efecto positivo en CO2 y eco-balances.

Sin riesgos de picos de tensión

La ventaja de la tecnología de adhesivo flexible estructural es que las cargas de viento, nieve o cargas muertas se distribuyen sobre el área del módulo. El riesgo de picos de tensión o flexión del módulo, como puede ocurrir en módulos enmarcados o sujetos, se minimiza debido a la elasticidad del adhesivo. Por lo tanto el riesgo de rotura de cristales o micro-grietas en las células fotovoltaicas es insignificante.

Además, debido a la superficie lisa, en comparación con los bordes superpuestos de módulos con marco, la suciedad, la nieve o las hojas se lavan más fácilmente, lo que reduce los esfuerzos en mantenimiento. Ambas ventajas han tenido un efecto positivo en el rendimiento a largo plazo.

La tecnología de pegado estructural para una estética innovadora

Además de que las dimensiones de módulos de mayor tamaño son más factibles sin causar un gran impacto en el sistema general, respectivamente el sistema puede ser fácilmente ajustado a la dimensión. Otro aspecto es la conexión a tierra que se requiere con módulos fotovoltaicos enmarcados.

Al igual que con los módulos sin marco, instalados a través de un sistema de montaje de unión, no hay contacto de las partes vivas, no se necesita ninguna conexión a tierra. Para la construcción fotovoltaica integrada la tecnología de unión estructural aumenta el atractivo arquitectónico gracias a construcciones escondidas y nuevas opciones de diseño. Los módulos fotovoltaicos pueden integrarse completamente en sistemas de fachadas. Esto abre e incrementa un nuevo campo de aplicación para la industria.

Reducción del tiempo de instalación hasta un 40%

El espectro más alto de los beneficios puede lograrse mediante el uso de la solución dentro de la línea de producción del módulo. Con el diseño sin marco se puede dejar de lado el tedioso proceso de prensado y sellado del marco. Con la nueva tecnología de adhesivos es posible unir y ensamblar los rieles de la  parte posterior u otros dispositivos de montaje a los módulos dentro de los tiempos de ciclo de producción estándar y, después de esto, el manejo es factible directamente o a corto plazo.

Como los rieles traseros ya forman parte del sistema de montaje, los módulos pueden ser directamente enganchados o encajados a la subestructura preparada, sin la necesidad de consumir tiempo atornillando o sujetando. Las soluciones existentes han demostrado que el tiempo de instalación puede reducirse hasta un 40%.

Vida útil de más de 25 años

Como los sistemas fotovoltaicos tienen una expectativa alta de vida de 25 años o más, además de un bajo mantenimiento y alta capacidad de procesamiento, la selección y aplicación correcta de la tecnología de adhesivos, así como el control de calidad es crucial, no debe pasarse por alto que los sistemas pueden ser instalados en diferentes zonas climáticas con radiación UV, cargas de viento y nieve, así como cambios de temperatura.

El test para la unión estructural de la EOTA ETAG 002 (Organización Europea de Aprobaciones Técnicas) proporciona una estándar común de la industria desde la industria de fachadas para acristalamiento estructural, demostrándose a sí mismo como el método de ensayo preferido para los adhesivos estructurales. Este estándar se cumple con la suposición de que el material probado positivamente soportará un tiempo de vida de más de 25 años.

Mejora del proceso y ahorro de materiales

Los fabricantes e integradores de módulos fotovoltaicos innovadores escogerán la tecnología de unión estructural para beneficiarse a partir del ahorro en procesos y materiales. No solo muestra potencial en ahorro en costos, sino que ofrece una oportunidad para la integración hacia delante direccionada a clientes o la diferenciación de la competencia. Como ejemplos existentes en la industria solar y en muchas industrias bien establecidas, la tecnología de unión estructural es una solución valiosa.

 

Más información en la Página Corporativa de Sika AG