Apoyando la integración social

Más de 60,000 niños en Rumania crecen como huérfanos y dependen del apoyo del Estado. No hay suficiente lugar en los orfanatos y muy pocos recursos para ellos. En 2012, la cantidad mensual promedia para un huérfano igualó los 2.66 euros por día para alimentos, ropa, medicinas, escuela, cursos para la educación y confort. La organización UPSV ("Un Paso al Futuro") apoya su integración social.

Integración social en base al desarrollo de habilidades y hábitos

Los huérfanos no siempre pueden asistir a la escuela y a menudo tienen dificultades para integrarse en la sociedad, encontrar un trabajo y construir una vida independiente. En general, el centro de integración social UPSV ayuda a los niños con antecedentes complicados. Esta institución ayuda a los niños desfavorecidos de orfanatos y de familias de bajos recursos a desarrollar habilidades y hábitos que los ayudarán para ser felices y miembros activos de la sociedad.

Un sueño hecho realidad

Florin Catanescu, el fundador de la organización, creció también como huérfano. Su sueño era ser capaz de ayudar a otros niños a tener una vida mejor, por lo que creó esta organización cuando tenía 25 años en el año 2003. El UPSV ofrece alojamiento a aquellos huérfanos de 18 años que fueron excluidos del sistema y les ayuda a integrarse en la sociedad. Ellos les enseñan habilidades para una vida independiente como cocinar y manejar las finanzas, les dan asesoramiento jurídico y ayuda para escribir su CV, entrenarlos para entrevistas de trabajo y ayudarles en las solicitudes de empleo.

Recursos Limitados

La organización constantemente trata de mejorar sus instalaciones para los huérfanos. En 2006 se trasladaron a un edificio en muy malas condiciones y, a pesar de un futuro incierto debido a que el contrato de arrendamiento era solo a corto plazo, con la ayuda financiera de patrocinadores, los jóvenes rehabilitaron el edificio por sí mismos.

La UPSV podría firmar ahora un contrato de 15 años con otro edificio en Brasov. El edificio se encuentra en muy mal estado pero la organización ve un enorme potencial para convertirlo en un centro de reunión que es muy necesario en la ciudad. Con recursos limitados, la organización ha logrado la renovación de dos habitaciones, la cocina y una sala de reuniones – aún así se necesita mucho más trabajo.

Apostando por el desarrollo sostenible

Actualmente, Sika Rumania apoya la reforma de uno de los edificios. Sika cree en la visión de dar los jóvenes de escasos recursos la mejor base para una vida independiente y la integración social.

Sika Rumania fue fundada en 2002 con cuatro empleados, creciendo rápidamente en los últimos años, contando ahora con 60 empleados y generando un volumen de ventas de 25 millones de francos suizos. Sus oficinas administrativas están ubicadas en Brasov y están muy dedicadas a apoyar proyectos sostenibles en su región.

 

Conoce más acerca de la organización rumana Un Paso al Futuro http://www.upsv.org y de Sika en Romania